27 DE NOVIEMBRE - ADECUADA NUTRICIÓN

Por Sister Vassa Larin
Traducido por el Monje Máximo del Monte Tabor

Dichoso el hombre que no sigue el consejo de impíos ... Sino que se complace en la Ley del Señor, y noche y día medita en su Ley.” (Salmo 1,1-2) 
  
Si quiero que mi "voluntad" esté "en la ley del Señor," necesito "meditar" en ella. Es decir, tengo que ser nutrido por la Palabra de Dios, diariamente, envés de permitirme ser absorbido exclusivamente en esa sobreabundancia de palabras (ya sea en línea o de otra manera), que a menudo es completamente inútil, o "el consejo de los impíos." Porque las palabras e información que me trago diariamente tienen un efecto en mí; me afectan la "voluntad" y pueden moldear mis deseos y aspiraciones. 
                             
Debo recordarme hoy que tengo una opción sobre este asunto. Puedo abstenerme un poco de sobre consumir historias inútiles o espectáculos, y tomar decisiones más saludables en cuanto a lo que leo o veo hoy. Porque esto es lo que llevaré conmigo, en mi corazón, y esto es lo que afectará la dirección de mi "voluntad," el resto del día.

REFLECTIONS WITH MORNING COFFEE

Leave a comment

    Add comment