26 DE NOVIEMBRE - LA RESACA

Por Sister Vassa Larin
Traducido por el Monje Máximo del Monte Tabor

“Un día le anuncia el mensaje al otro día y una noche le da la noticia a la otra noche.” (Salmo 19, 3) 
  
El versículo de este Salmo habla de la conexión entre el "discurso" y el "conocimiento" de un día al "discurso" y al "conocimiento" del día siguiente. En términos prácticos esto significa que las palabras que yo digo, oigo o leo hoy, así como el "conocimiento" que recibo hoy (a través de mis palabras, experiencias, encuentros, acciones, incluso mis opciones de comida y bebida, la elección de la hora de dormir, etc.) se convierten en mañana. El "conocimiento" que elijo acumular hoy puede ayudar a mi crecimiento, moviéndome hacia adelante en la sabiduría de Dios, o puede echarme unos pasos hacia atrás, como una resaca que incapacita. 
                                            
Hoy debo recordar, sobre todo en la noche, que "proceso" todo lo que hice, dije, leí y pensé este día, en una manera beneficiosa, a la luz de Dios. Creo que me ayuda a tomar unos minutos y escribir tanto lo que hice pobremente (con un pequeño signo de "menos" al lado de esas cosas) y las que hice bien (con un signo de "más" al lado de esas). También apunto por lo que estoy agradecida, y varias intenciones sobre cómo hacerlas mejor mañana. Tengo un cuaderno pequeño, de cubierta dura, para este propósito, que lo llevo conmigo como recordatorio. 
                           
Le pido a Dios hoy que me ayude a adquirir el tipo de "discurso" y "conocimiento" que me ayude a construir con Él, y en Él, un mañana. Le pido que me ayude a ayudarme a tomar decisiones saludables: "Porque Tú, Cristo Dios," como dice la Oración antes del Evangelio, "eres la luz de nuestras almas y nuestros cuerpos." A Él doy gloria, para que mañana pueda alcanzar Su mayor gloria.

REFLECTIONS WITH MORNING COFFEE

Leave a comment

    Add comment