14 DE ENERO - TESTIMONIANDO vs. DISCUTIENDO

Por Sister Vassa Larin
Traducido por el monje Máximo del Monte Tabor
 

“’Si tú eres el Cristo, dínoslo,’ Y les contestó: ‘Si os lo digo, no me creeréis; y si hago una pregunta, no me responderéis. No obstante, desde ahora estará el Hijo del Hombre sentado a la diestra del poder de Dios…’” (Lc 22,67-69) 
  
Aquí Jesús no pierde tiempo discutiendo con los jefes de los sacerdotes y escribas, porque Él sabe que es inútil. Pero luego pasa a dar testimonio de lo importante del asunto: “desde ahora estará el Hijo del Hombre sentado a la diestra…” 
  
A veces no reconozco cuando los argumentos son inútiles, - a no ser que alguien de veras quiera saber, y está haciendo una pregunta genuina. No es mi trabajo de ir por ahí discutiendo con la gente que no están abiertas a lo que tenga que decir. 
  
Pero sí es mi trabajo y labor de dar testimonio de Cristo, tal como Él lo hizo. No solo y no principalmente por mis palabras, sino por medio de mi vida diaria de acuerdo a la de Él. Y eso lo puedo hacer, si estoy en comunión diaria con Él, llevando Su agenda, no la mía, en mi corazón. “Vosotros sois mis testigos –oráculo del Señor--, y mi siervo, a quien he elegido.” (Is 43,10)

Leave a comment

    Add comment